El Maratón de Sables: una aventura en el desierto

El origen

Era el año de 1984 cuando el joven aventurero francés Patrick Bauer, decidió hacer una travesía en solitario en el desierto del Sahara. Patrick de 28 años de edad, cogió a su espalda una mochila de 35 kilos de peso, y se aventuró a recorrer a pie y en autosuficiencia 350 kilómetros de inhabitado desierto (en su recorrido no incluía ninguna villa, oasis o sitio alguno dónde coger agua).  El viaje duró 12 días, esa aventura fue el génesis de lo que hoy se conoce como Marathon Des Sables. Patrick Bauer es el carismático director de carrera, que año a año recibe en la meta a cada uno de los corredores que completa el recorrido del Maratón de Sables, además de entregar la medalla a cada uno de los finishers, Bauer, conocedor de la dureza de la travesías en el desierto, recibe a todos los corredores con un abrazo.

La aventura en el desierto

 

El Marathon des Sables es una de las carreras por etapas más prestigiosa del mundo, con una amplia historia y a punto de cumplir su edición número 29 Sables es el referente de las carreras en el desierto. La creciente popularidad de las carreras de ultra distancia ha afianzado a la carrera de Patrick Bauer como una de las pruebas más deseadas para corredores aficionados y expertos. En el Reino Unido existe una lista de espera de cuatro años, y en los Estados Unidos la lista de espera es de dos años. El Maratón de Sables tiene un lugar privilegiado en el mundo de los eventos deportivos, antes de que existiera una prensa especializada en el ultra fondo, Sables ya gozaba de la cobertura de medios internacionales. Es la combinación del entorno (el Sahara se encuentra en el inconsciente colectivo), la distancia, la historia de la propia carrera lo que ha dado a Sables un halo mítico, más que una carrera es una aventura.

La carrera

El Maratón de Sables es considerado uno de los eventos de referencia en el mundo del ultra fondo. Organizada desde 1986 por Patrick Bauer, la carrera se desarrolla en el desierto de Marruecos. El recorrido (la distancia cambia cada año) que siempre supera los 200 kilómetros, se completa a lo largo de siete días, generalmente se cubren entre cuatro y seis etapas. Las etapas tienen una distancia que va desde los 20 a los 40 kilómetros y siempre hay una etapa que supera los 80 kilómetros (considerada por muchos corredores como la etapa clave). La organización provee a los corredores con una tienda y agua para el final de cada etapa (una ración de 10 a 11 litros por día); pero cada corredor debe cargar con sus provisiones de comida para toda la carrera, es obligatorio que cada corredor lleve la comida equivalente a 2000 kcal por día. El recorrido de Sables varia cada año (en ocasiones por las crecidas de ríos, o por el gusto de la organización) llevando a los corredores por lechos de ríos secos, dunas de varios metros de desnivel, terrenos de roca, y planicies desérticas, siempre bajo una temperatura por encima de los 40°C.

Mochila WAA Ultrabag especialmente diseñada para la carrera 

La organización del Maratón de Sables ha recogido unas estadísticas en la se muestran interesantes datos recogidos a lo largo de las ediciones. Por ejemplo, la mochila de los líderes de la carrera (el top 30 de la clasificación) se encuentra en 7.2 kilogramos, estos corredores llevan alrededor de 16000 calorías distribuidas en 4.7 kg de comida. En comparación el corredor popular francés (los franceses representan más del 30% de los participantes) lleva una mochila de 8.7 kg para unas 16800 calorías distribuidas en 4.6 kg de comida. Respecto al material, los líderes cargan con un peso de 2.5 kg (incluida la ropa y el saco de dormir), mientras que el corredor popular francés carga con 4.1 kg. La diferencia en peso 1.6 kg con respecto a los líderes se encuentra en el material, los corredores que van a competir a Sables, además de llevar el equipo más ligero, llevan solo lo indispensable (realizan pocos cambios de ropa). En base a los datos, todo corredor que quiera pretenda competir en Sables tiene que llevar un límite de peso en la mochila de 7.5 kg. No obstante, el Maratón de Sables es una competición a dos niveles, incluso la propia organización certifica esos dos niveles, en el primer nivel se encuentra los que van a correr Sables (para la organización estos son el top 50 de la clasificación, que tienen un horario de salida especial) y en segundo nivel se encuentra los que van a recorrer Sables (la gran mayoría de los participantes). Para ser una carrera por etapas, el Maratón de Sables tiene poco porcentaje de abandonos, solo el 5% por edición.

El recorrido cambia; pero siempre hará calor

Caso típico de ampollas en el Maratón de Sables 

Dentro de las recomendaciones para los corredores, la organización del Maratón de Sables informa a los corredores sobre la importancia de la ropa. Es indispensable cubrir la cabeza para evitar un golpe de calor, si el recorrido es diferente todos los años, hay algo que para el periodista Spencer Farrar (Marathon & Beyond) no varía, habrá calor, mucho calor. La organización recomienda utilizar ropa suelta de algodón (contrario a lo que usualmente se utilizaría en carreras de ultra-distancia por montaña). El algodón permite la circulación del aire, además evita que se produzcan rozaduras (muy importante en una carrera de 7 días), y reduce la pérdida de agua a través de la sudoración.  Para Farrar, existe otra certeza de cada edición de Sables, sea cual sea el recorrido se tendrán ampollas. El Maratón de Sables requiere que los participantes corran con mochilas de más de 10 kg (incluyendo el agua), este peso extra distorsiona el patrón habitual de movimiento al correr, alterando la biomecánica del corredor, esto estresa zonas de los pies que normalmente no se afectarían al correr. Además, el Maratón de las Arenas, no lleva ese nombre por capricho, la arena genera muchas de las ampollas, pese a que los corredores llevan polainas especiales, la abrasión de los pequeños granos de arena que logran entrar a la zapatilla hace que las ampollas sean algo normal. El cuidado de los pies es clave para garantizar la carrera. El tratamiento de las ampollas se convierte en una más de las labores diarias de cada corredor y mantiene ocupados a los servicios médicos de la carrera (conocidos Doc Trotters).

 Excelentes los cuidados de los Doc Trotters

Maratón de Sables: los números detrás de la aventura

El Maratón de Sables, se ha convertido en una carrera con una participación predominantemente europea. Según una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Zurich (2012) los ultramaratonianos europeos dominan las clasificaciones de las carreras por etapas, principalmente los franceses, británicos y alemanes. El estudio publicado en dos partes y realizado por el equipo de investigadores liderado por Christoph Knoth, analizó  los números detrás de la aventura en las ediciones de 2003 a 2012 del Maratón de Sables. En diez ediciones un total de 7275 (938 mujeres) corredores han participado en el maratón de las arenas, a lo largo de estos años el ratio de finishers se ha ido incrementando.

Los hombres corren a una velocidad de  5.9 km•h-1 un ritmo que es más elevado que el de las mujeres 5.1 km•h-1. Este ritmo de velocidad se ha mantenido estable a lo largo de 10 años. Esta diferencia en la velocidad de hombres y mujeres es mayor entre los que completan el pódium de cada categoría, por ejemplo el pódium masculino tiene un promedio de 12.2 km•h-1, el pódium femenino 8.3 km•h-1. Entre los resultados del equipo de Knoth se destaca que la velocidad de los ganadores ha disminuido  con el paso de los años (12.5 km•h-1 en 2003 versus 12.1 km•h-1 en 2012). Sin embargo, estos resultados son meramente anecdóticos, ya que una de las limitaciones que presentó la investigación ha sido no considerar que la distancia y el recorrido se modifican cada año, con la que la edición de 2003 puede ser muy diferente a la de 2013. Los corredores españoles han mejorado su ritmos de carrera con el paso de las ediciones, por ejemplo, en 2003 el promedio de velocidad de los participantes españoles fue de 8.7 km•h-1, en 2012 la velocidad fue de 10.2 km•h-1.

 

Damas y caballeros de la Edad Media

Marco Olmo 

La aventura del Maratón de Sables tiene un gran número de participantes mayores de 35 años. Los primeros tres clasificados tienen en promedio 37 años, por su parte las primeras clasificadas tienen una media de 39 años.  El promedio de edad de los participantes españoles es de 41 años. La gran mayoría de participantes del maratón de las arenas son de Europa, lo que sugiere que son en estos países desarrollados dónde este tipo de carreras tienen mayor popularidad. Con una cuota de inscripción muy elevada, aproximadamente 2800 euros, más los gastos de viaje a Marruecos, el Maratón de Sables es un gasto importante para cualquiera que quiera participar. Aunado al reto físico y psicológico de recorrer más de 200 km en el desierto, el maratón de las arenas es también un desafío a la economía de los corredores. Para los investigadores de la Universidad de Zurich, el Maratón de Sables, funciona como un indicador de estabilidad económica de un país, si el PIB de un país europeo aumenta, el número de participantes de ese país en la carrera de Bauer también lo hará.

 

Pese a ser los dominadores del fondo de alto nivel, los corredores del este de África (ningún corredor de esa zona ha participado en el Maratón de Sables en 10 años), se mantienen alejados de esta competición. Onywera et al, (2006) concluyeron que los corredores del este de África  prefieren correr carreras con más garantías en lo económico. Con la popularidad en aumento y las cuotas de inscripción elevándose cada año, Sables es una carrera limitada a aquellos que cuentan con los medios para pagarse la aventura. Incluso, el caso de Reino Unido en el que existe una lista de espera de hasta 4 años. Una carrera como Sables no es para todos los públicos, incluso los investigadores Hofman y Fogard (2011) concluyeron que los participantes de las carreras de ultra-fondo de 160 km eran personas educadas, de edad media, hombres y mujeres casadas que casi nunca faltaban al trabajo, y que frecuentemente utilizaban vitaminas y suplementos. Las investigaciones de Hofman et al, (2011) y Knoth et al, (2012) demuestran que los corredores de edad media, con los medios económicos y el deseo de probarse a sí mismos son los que se interesan por participar en carreras como el Maratón de Sables.

Los protagonistas

Mónica Aguilera, ganadora de la edición 2010

El gran campeón Mohamad Ahansal, y se aún más campeón hermano Lancen Ahansal ganador de 10 MDS, 9 consecutivas de 1999 a 2007 son los reyes del desierto. Todo Marruecos sabe quiénes son los hermanos Ahansal. El ganador de la carrera lleva alrededor de 5000 euros, que es más del 100% del ingreso medio de una familia de Marruecos. El dominio de los corredores locales es indiscutible, sin embargo, en la categoría femenina, las europeas dominan la clasificación, con ocho victorias, las corredoras locales solo han subido al primer lugar en dos ediciones. Destacamos la única victoria española a cargo de una de las deportistas más destacadas de este país, Mónica Aguilera. Ganadora en 2010, Mónica ha estado en los pódiums  de las mejores y más prestigiosas carreras del mundo, ya sea corriendo o participando en un raid (su currículo es impresionante). De los recuerdos de su experiencia en 2011 destacamos un pasaje escrito en su blog que resume lo que es la aventura del Maratón de Sables. En la soledad del desierto, en ocasiones mi cabeza me pedía parar y mis piernas continuar y al poco cambiaban los papeles y era la cabeza que ganaba a unas agotadas piernas. Pensaba realmente en donde tenemos los límites, hasta donde somos capaces de llegar. Pensaba en abandonar. Pensaba en correr y correr y en el privilegio que tenía de poder estar ahí disfrutando aunque sufriendo”. Muy ligado a Mónica, en ese 2010 otro gran corredor español Aurelio Olivar (un maestro y referente para algunos miembros del OS2O Trail Team) realizó una carrera excelente, terminando en sexta posición.

 



Referencias

Farrar, S. (2012). Sahara Grit. Marathon & Beyond, July/Aug, 60–78.

Hoffman, M.D.  & Fogard K. (2011). Factors related to successful completion of a 161-km ultramarathon. International Journal f Sports Physiology Performance, 6, 25–37.

Knoth, C., Knechtle, D., Rüst, C.A., Roseman, T. & Lepers, R. (2012). Participation and performance trends in multistage ultramarathons-the Marathon des Sables’ 2003-2012. Extreme Physiology & Medicine, 1, 1–13.

Onywera, V.O., Scott, R.A., Boit, M.K. & Pitsiladis, Y.P. (2006). Demographic characteristics of elite Kenyan endurance runners. Journal of Sports Science, 24, 415–422.

 

 

 

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Carmen del rio

    Hola hasta que edad es para poder participar en el maratón,gracias

Deja un comentario