La historia de OS2O: la vida en forma de aventura

Todo empezó con una vuelta al mundo. Corría el año 2001, vivía en Inglaterra, tenía 25 años, un buen trabajo como ingeniero en la mayor empresa de telecomunicaciones del Reino Unido y ninguna atadura que me impidiera ponerme en marcha. Mi vida era privilegiada, pero sentía que algo faltaba. Con la única certeza de que no podía quedarme quieto a esperarlo, cogí los bártulos y me lancé a buscar mi destino…


En los casi 20 meses que duró mi viaje pude conocer diversas culturas cuyos valores diferían por completo de los que había considerado ¨normales¨, aprendí a valorar cosas tan simples como el agua potable que aparece por arte de magia en nuestras casas, se cruzaron por mi camino personas de lo más variopinto (una de ellas se convirtió en mi esposa años después) y viví en primera persona aventuras que anteriormente sólo me habían contado, leído en libros de Tintín o visto en televisión.


Cuando volví de nuevo a mi Zaragoza natal algo ya no era igual: aunque las cosas no eran muy distintas a como las dejé, quien había cambiado era yo. Quería seguir teniendo la sensación de descubrimiento, riesgo controlado y sorpresa, no podía dejar pasar la tremenda oportunidad de trabajar en algo que realmente me apasionaba, haciendo partícipes a familia y amigos entusiastas del deporte y la montaña como yo. Quise continuar la aventura cada día, y eso una oficina no me lo iba a dar. Junto a mis hermanos, OSSO vio la luz.

Desde unos comienzos muy humildes hasta el día de hoy, todavía modestos pero ya con tres tiendas en España, producción en distintos puntos de España y Asia y una estructura de trabajo cada vez más profesional, hemos vivido muchas alegrías y también algunas decepciones, pero puedo afirmar que lo estoy disfrutando. El proceso de creación que implica el diseño de un nuevo producto, los nuevos amigos que OS2O nos ha permitido conocer, la satisfacción de nuestros clientes o el reconocimiento desde deportistas aficionados hasta alpinistas profesionales son algunas de las recompensas diarias que OS2O nos ha proporcionado a todos los que estamos implicados en su construcción.

Considero que el mundo globalizado de la ropa outdoor ofrece grandes oportunidades en todas sus etapas, desde un diseño más abierto y adaptado a los requerimientos cambiantes de una sociedad interconectada, una fabricación que utilice los recursos más respetuosos con el medio ambiente, una distribución que acerque producción y cliente eliminando intermediarios para reducir precios, un entorno de venta al cliente –físico y online– adaptado al consumidor, y unos productos de calidad que sean duraderos, justos en precio y sobrepasen las expectativas de sus usuarios. Ese es nuestro cometido y os puedo asegurar que todo el esfuerzo de la gente OS2O va en esa dirección.

En próximos posts del O Blog que hoy comenzamos os haremos partícipes de muchas de las ¨aventuras¨ del Equipo OS2O y también daremos respuesta a todas las cuestiones que podáis tener: tanto sobre aspectos técnicos de montaña, como de prendas, materiales, diseño, actividades, etc. Para ello, no dudéis en contactarnos en comunidad@os2o.com

Sed bienvenidos a nuestro blog/magazine, uníos al O Team y no olvidéis disfrutar al 100% cada día de la aventura que es la vida!

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Korkuerika

    Y ahí estamos continuando la aventura ;-))))
    Que no pare jjjjjjjj A PURA SANGRE! Hay dos frases que me gustan mucho. La primera es que LOS SUEÑOS SON EL PRIMER PASO DEL CAMINO y la segunda ¡COMO NO SABÍAN QUE ERA IMPOSIBLE LO HICIERON!
    Un saludico y hasta la vista alpinista

  2. Qué bonita historia y qué valiente hay que ser para seguir lo que te pide el corazón antes que las reglas que marca la sociedad. Me siento muy identificado.
    Además, soy un forofo de vuestra ropa, creo que sois la única marca que ofreceis la calidad que ofreceis a un precio tan razonable. Seguid así.

Responder a Ignacio Cancelar respuesta