El origen

Gerald Fusil, izquierda. Laurent Fignon y Mónica Aguilera competidores en el Raid Gauloises.

Fue el visionario periodista y aventurero Francés Gerald Fusil quién en 1989 en 1989, inspirándose en el mítico Rally Paris-Dakar, organizó en Nueva Zelanda la prueba que asentaría las bases de los modernos raids de aventura; el I Raid GauloisesEste primer raid, considerado actualmente como “de expedición”, duró 10 días sin descanso. En él, los equipos (5 miembros con al menos 1 mujer) tuvieron que recorrer  más de 500km por territorios agrestes y desconocidos en completa autonomía, y sin hacer uso de vehículos motorizados. El lema del Raid Galouises es “Explora tu naturaleza“. En esa primera aventura, solo 16 de los 26 equipos cruzaron la meta. Desde entonces los raids de aventura han seguido las directrices que el señor Fusil marcó, primando la capacidad de resistencia, orientación y supervivencia de los equipos frente al nivel técnico en las distintas disciplinas de que consiste un raid.

En España el primer raid fue el Raidverd, en 1991. A partir del 2005 los raids se encuentran amparados por la Federación Española de Orientación (FEDO).

¿Qué es un RAID DE AVENTURA?

No existe en el diccionario de la RAE una definición a la palabra Raid, pero si hubiese que definirlo de alguna manera sería algo así como una “Competición multidisciplinar destinada a probar la capacidad de resistencia, de navegación y de supervivencia de equipos en completa autonomía” (FEDO). A lo largo de la prueba se suceden varias disciplinas deportivas de resistencia como el Btt, la carrera o trekking de montaña, el kayak, la canoa o el rafting. En un raid también se pueden dar otras pruebas especiales como la escalada, rapel, tirolina, juegos de cuerdas o tiro. Básicamente se trata de cubrir un recorrido en completa autonomía (sin ayuda externa cargando con la comida y la bebida) durante varias horas (o días), pasando por puntos obligatorios de control (balizas). Esto significa que el recorrido entre dichos puntos no está definido, sino que lo decide cada equipo con la ayuda de los mapas facilitados por la organización y la brújula.

La filosofía de un raid es la AVENTURA, así, en mayúsculas. Los terrenos en los que se desarrolla son en plena naturaleza, discurriendo siempre por los lugares más emblemáticos de las zonas delimitadas por los mapas. Y siempre respetando los ecosistemas de las áreas por las que se circula.

Según su duración, un raid de aventura puede ser:

  1. Sprint: cuando el recorrido se desarrolla en un único día, en una sola etapa, y su duración total no supera las 8 horas de competición.
  2. Race: el recorrido, dividido o no en etapas, se desarrolla en el espacio de uno o dos días de competición consecutivos y su duración total supera las 8 horas.
  3. Resistencia (Endurance Raid): en este caso el recorrido, dividido o no en etapas, se desarrolla en el espacio de 2 ó 3 días consecutivos, con una duración superior a las 20 horas.
  4. Extremo (Extrem Raid): Estamos ante un raid de 4 o más días consecutivos, y con una duración superior a las 32 horas.
  5. Expedición (Expedition Raid): De 4 o más días de competición sin descanso (non-stop), y una duración superior a las 80 horas.

En un Raid los equipos pueden participar en dos modalidades: Élite y Aventura. En Élite el equipo permanecerá unido durante toda toda la duración del raid, sin ningún tipo de asistencia. Mientras que en Aventura (la modalidad en la que compite el equipo OS2O Aromon) uno de los componentes del equipo podrá descansar en cada sección, haciendo las labores de asistencia.

Antes de empezar un raid los equipos reciben los mapas de la competición y un road book con toda la información necesaria para el desarrollo del raid. En el road book se especifican todos los puntos de asistencia y de control, repartidos a lo largo de todo el itinerario en cada una de las etapas o secciones, y son de paso obligado. Saltarse un control puede significar la anulación de toda la carrera o sección. Cada sección suele tener un tiempo máximo autorizado de paso; llegar más tarde puede significar la eliminación.

Material de Raid
Dependiendo de la organización, de la naturaleza del raid, y de las disciplinas en que esté dividido, el material que se necesita para completar un raid es muy diverso. Generalmente la organización te exige un mínimo OBLIGATORIO. Este material podrá ser comprobado por la organización a lo largo del raid, ocasionando la perdida de secciones o una puntuación negativa en caso de no llevarlo encima.

Como material obligatorio se suele pedir:

  • Una mochila con sistema de hidratación de 1 litro como mínimo por componente.
  • Un botiquín con material para hacer curas básicas (antiséptico, esparadrapo, gasas, tijeras, pinzas…).
  • Una manta térmica.
  • Un silbato, y conocer en Morse la señal de S.O.S. (…—…)
  • Casco homologado y bicicleta en caso de haber sección de bici.
  • Herramientas para arreglar la bici, cámara de repuesto y bomba de hinchar.
  • Un teléfono móvil APAGADO con el PIN apuntado en la parte trasera.
  • Arnés, ocho, cinta cosida y Shunt (u otro freno de descenso tipo Stop, Ocho, o Gri-Gri) en caso de haber prueba de escalada o rapel.
  • Si hay secciones nocturnas la organización también puede exigir un mínimo de ropa de abrigo (camisetas térmicas, forro polar o softshell). Aparte del uso de luces y frontales a partir de determinada hora. También es obligatorio en estas condiciones un chaleco reflectante.
  • El kayak lo pone la organización, que suele ser autovaciable. Aunque la pala la puede llevar si quiere el participante.

Otros materiales que no son obligatorios, pero sí necesarios, son:

  • Una brújula técnica de orientación, sea de dedo o de pulsera.
  • Un portamapas para la bicicleta.
  • Una funda estanca para mapas, sobre todo en las secciones de kayak, o con tiempo lluvioso.
  • Barritas energéticas, comida y bebida para aguantar todas las horas de la competición.
  • Una goma elástica para tirar de los miembros del equipo más cansados.
Los protagonistas: Raiders históricos
Fran Costoya y Emma Roca.
Fran Costoya, campeón del mundo de raids en el año 2010 disputado en España,con el equipo Buff ThermoCool junto con Benjamín Midena, Arnau Juliá y Emma Roca. Fran lleva compitiendo en esto de los raids desde el año 2000, y es varias veces campeón de España de O-BM (orientación en btt). Es un competidor en estado puro.

Mónica Aguilera. Sólo echar un vistazo a su currículum deportivo (curriculum.monicaaguilera.com) ya produce escalofríos. Una campeona en todo deporte de aventura que se proponga. En diciembre del 2013 su equipo quedó en 14ª posición en el ARWC Campeonato del Mundo de Raids de Aventura en Costa Rica.

Emma Roca, bombera, bioquímica, madre y deportista de élite. Campeona del Mundo de Raids en 2010 junto con Costoya. Ahora está volvada en su carrera como corredora de ultra trails.

 Mónica Aguilera

El Campeonato del Mundo de Raids de Aventura:

Cada año se celebra el ARWC o Campeonato Mundial de Raids de Aventura. El año pasado, 2013, la final se celebró en Costa Rica, después de 8 competiciones anteriores que llevó a los equipos por 12 países distintos.

El equipo ganador del  Campeonato Mundial de Raids de Aventura fue el Thule Adventure Team, capitaneado por el español Albert Roca. El segundo equipo fue el VidaRaid, formado por dos brasileñosy otros dos españoles; Jon Ander Arambalza y Urtzi Iglesias.

Un raid durísimo, con 850 km. Secciones de kayak de mar por el Océano Pacífico de más de 100 km, la tirolina Supermán (la más larga del mundo, con sus 2,2 km de largo), durísimas etapas de btt en una de las cuales incluso un miembro del equipo Thule llegó a no reconocer a sus compañeros de equipo, raftings por ríos increíbles… Atravesaron Costa Rica de este a oeste, para lo que los ganadores invirtieron una semana.

El organizador del ARWC fue Antonio De la Rosa, uno de los referentes del Raid en España y el Mundo, su trayectoria y su palmarés (que incluye un Record Guinness) lo hacen uno de raiders de referencia. De la Rosa combina la competición, con la organización de competiciones, en pocas palabras un apasionado de la Aventura. Mientras se escriben estas líneas Antonio De la Rosa se encuentra en Alaska, compitiendo en la mítica Iditarod (originalmente una carrera para Mushers, recorre 1600 kilómetros en el interior de Alaska).

 

El OS2O Aromon Team

En palabras de uno de sus protagonistas…
Coco y José Vera 
Mi nombre es José Vera. Mañico afincado en Pontevedra por amor. Hace 2 años y gracias a mi pareja, descubrí el mundo de los raids de aventura y el deporte de la Orientación. Desde entonces tengo claro que si fuese rico me dedicaría a entrenar, viajar y competir en raids de aventura.
En nuestro caso, este año vamos a competir en la Liga Gallega y en la Liga Española de Raids de Aventura (LERA). Las pruebas de la Liga Española suelen ser de modalidad Race. Esto es, constan de 2 días de competición, con duración de más de 8 horas.

Aparte de la Liga Gallega de Raids de Aventura también existen la Liga Extremeña, la Catalana, la Madrileña, Andaluza, etc. Pocas de ellas aportan raids específicos para la LERA. Este Año tanto la Liga Gallega como la Extremeña aportan dos citas cada una, dejando el número de pruebas de la LERA este año en siete: Xermade (Lugo), Jaén, Castellón, Cáceres, Badajoz, Portugal y Pontevedra, donde nuestro Club AROMON va a ser el organizador.

Algunas anécdotas que llevamos a la espalda:

Como ya he dicho sólo llevamos 2 años compitiendo en raids de aventura, pero en este tiempo ya nos ha dado para vivir algunas situaciones “graciosas”. No todo va a ser sufrimiento.

  • En el primer raid de la Liga del 2013 en Monfero (Ferrol), participábamos en modalidad Aventura, y dejamos en una de las transiciones entre secciones al compañero al que tocaba descansar, comiendo en la furgoneta. Carla (mi compañera) y yo hicimos la siguiente sección con las bicis, y al llegar a la siguiente transición (a la cual tenía que venir Ricardo con la furgoneta) la gente de la organización nos comunicó que llevábamos en una de nuestras mochilas la llave de la furgo, por lo que Ricardo no había podido venir. Así que mientras alguien de la organización iba con la llave a rescatarlo, nosotros tuvimos que hacer la siguiente sección, un trekking de montaña, con las zapatillas de la bici. Vaya petada, además de perder la sección entera por tener ayuda externa.

 

  • En el raid de Ferrol del 2012, acabando un trekking de 18 kilómetros, mi compañero David y yo llegábamos destrozados a la transición, en las últimas posiciones. Vimos que tras una verja con puerta de 2 metros de altura estaba la mesa donde teníamos que fichar, así que empujamos la puerta y entramos. Cuando esta se abrió, todos los miembros de la organización empezaron a aplaudirnos. La razón fue que el resto de equipos habían saltado por encima de la valla sin intentar ni siquiera abrir la susodicha puerta.

 

  • En el raid de Aveiro del 2012 (Portugal) hubo una sección donde uno de los componentes iba en patines y el otro corriendo. Ninguno de nosotros controlaba de patines, pero conseguimos un par a última hora del número de Ana y por eliminación le tocó a ella. Hizo toda la sección agarrada a la mochila de Alfonso, dejándolo  para el arrastre.