Campeonato de España de Carreras por Montaña: la crónica del campeón

Por Pere Rullán

Empiezo a escribir estas líneas 72 horas después de que ocurriera algo inesperado en mi trayectoria deportiva y personal, concretamente y sin creérmelo mucho la verdad, a día de hoy puedo de decir que soy el Campeón de España de carreras por montaña absoluto de 2015 y que lo soy gracias a que conseguí ganar la carrera por montaña Trail Cara los Tajos disputada en Málaga, concretamente en Alhaurín el Grande, el pasado domingo 26 de Abril.

Pere Rullán, nuevo campeón de España

Vaya, ¿Cómo suena eso no? No sé cómo os suena a vosotros, pero voy a intentar explicar cómo suena para mí: Un poco qué me ha llevado a conseguirlo, cómo se desarrolló la carrera, como me siento y qué me depara el futuro. Bueno, quizás no pueda explicar todo pero lo intentaré, como en mi forma de ver la vida, ¡Hay que intentarlo siempre!

Desde el 2009 que corro por montaña y desde el 2010 que lo hago de forma ordenada, planificada, con sentido y a las órdenes de mi entrenador: David Galindo, al cual atribuyo y atribuiré gran parte del éxito y de mi correcta progresión deportiva. Hasta entonces, durante el 2009 me limité a conocer autodidácticamente el mundo del correr por montaña, simplemente saliendo a hacer aquello que más nos gusta hacer, correr y hacerlo en el medio natural por esa sensación de libertad que nos transmite.

Trail Running = Libertad

A partir del 2010 mi trayectoria ha ido fluctuando, progresando en cuanto a calidad y cantidad de entrenamientos, por varios motivos y principalmente porque siempre he antepuesto y defenderé qué la formación, los estudios, son la prioridad en cualquier persona, cada cosa a su tiempo. Hasta el año pasado compaginé mis estudios de Grado en Ciencias de la Actividad física y Deporte con mi pasión de correr por montaña y por suerte y gracias al apoyo de mis padres después de finalizar éstos estudios, puedo probar y disfrutar de hacer lo que me gusta, entrenar con dedicación y esfuerzo a diario.

También desde hace tres inviernos, puedo combinar la disciplina del Esquí de Montaña, los dos anteriores de forma esporádica los fines de semana, y este año por primera vez y porque resido en Font Romeu, de manera casi diaria. Soy corredor de montaña sí, pero por encima de todo soy apasionado de la montaña y disfruto moviéndome rápido por ella en las diferentes disciplinas, es importante considero no olvidar por qué corremos o esquiamos, y en mi caso la base es y va a ser disfrutar de la montaña.

Esquí de montaña, el entrenamiento invernal del Trail

Bueno, dejo de enrollarme, después de unos cuantos años en el mundillo y con una progresión lógica gracias a mi entrenador, este 2015 apuesto fuerte por mi faceta deportiva. No voy a negar que entreno, y duro, cómo todos supongo, aunque hay quién le guste quitarle valor, yo no me escondo, creo que hay que sudar mucho para llegar a ganar algo, entrenar a diario con cabeza pero también con tenacidad. Un equilibrio entre escuchar el cuerpo pero apretarlo cuando toca, para progresar y coger nivel. Luego, hay que estar en el momento adecuado, con la cabeza centrada, con un estado de forma óptimo y que fluya jejeje.

Un poco estos elementos fueron los que se juntaron el pasado domingo, sabía que había realizado un buen invierno, una buena pretemporada y me lo había empezado a demostrar a mí mismo en las competiciones previas. Si, a mí mismo, porque pienso que primero de todo nos tenemos que demostrar a nosotros mismo de qué somos capaces, hay que confiar en uno mismo claro, pero también hay que ser precavido, nunca se sabe a qué nivel vas a llegar o en qué puesto, lo que sí se sabe es que si tú das todo de ti, no te puedes exigir más. Porqué al fin y al cabo, tu clasificación, tu posición en esa lista que cuelgan después de cada carrera, depende de ti y de los demás, si hay gente más fuerte que tú, en definitiva del nivel deportivo de los participantes.

Trail en invierno

Después de muchos nervios cómo siempre para colocarse en la línea de salida, se da el pistoletazo de salida y las cosas se ponen en su sitio, yo tengo claro una cosa, es el Campeonato de España y es la hora de competir, sacar lo mejor de mí, sacar a la luz todos los días de entrenamiento y esfuerzo, pero a la vez hacerlo disfrutando, saboreando cada zancada. ¡Señores, empieza el juego!

La salida casi es en subida así que sin prisa pero sin pausa, voy cogiendo posiciones privilegiadas, las piernas y el cuerpo en general me responden y eso invade mi mente de pensamientos positivos, aunque mi otro yo me aserena y me pide calma, esto es muy largo y apenas llevamos unos 500 metros de carrera. Me posiciono en el top 5 delantero, todo muy apretado, el ritmo no me parece excesivo, pero hay que aguantarlo durante nada más y nada menos que 32 kms y 2150 md+.

Aunque no conozco la zona, me intento siempre informar al máximo de cada carrera a disputar, y por lo visto en vídeos y el perfil, parece una carrera técnica en según qué zona a la vez que rompe-piernas, voy mentalizado, 4 subidas y bajadas que con el desnivel positivo y nivel deportivo de la prueba van a correrse a un nivel alto.

Mi objetivo una vez transcurridos los primeros minutos de carrera es claro, intentar no soltar esa cabeza de carrera, sin pensar en más ni realmente lo que supone eso, centrarme en mis sensaciones, el circuito e ir lo más adelante colocado. Superamos la primera subida colocados muy juntos Zaid, Aritz Egea y Hassan, vaya trio de cracks, ¿Y yo ahí detrás? La verdad que eso no se piensa en caliente, te pones en modo anestesiado, centrado en exprimir tu cuerpo gestionando al máximo las fuerzas.

Viene la primera bajada y se tira fuerte para abajo, marchándose unos metros Zaid, le tenemos a vista pero almenos en mi caso, no voy sobrado, ese ritmo es fuerte y queda mucho, si se marcha olé para él, yo sigo a lo mío.

Encaramos la segunda subida, y ahí veo que mi nivel en subida es bueno, juntamente con Aritz logramos contactar con Zaid y formamos un trio de cabeza, por detrás, la verdad, no quiero mirar, jeje prefiero no mirar porque si decaen mis fuerzas seguro que competidores de grandísimo nivel como son Manuel Merillas, Alfredo Gil, Toni Roldán, Pablo Villa, David López, Cristobal Adell… Me pasan por encima. Ufff mucho hierro había en la prueba.

Sigo, en esa segunda subida vamos tirando y al final de ella Aritz intenta soltarnos y lo logra, nos saca a Zaid y a mi unos 150 metros pero mi mente se enfría, no quedará mucho de subida así que no voy a forzar más mi cuerpo porque tampoco hay mucho más, espero a coronar esa segunda subida y en la bajada ya intentaré contactar.

Así fue, en la segunda bajada me tiro y le doy alcance sobrepasándolo. Llego al control y avituallamiento del km 14 ligeramente destacado de Aritz, ya en cabeza, ufff sisi, en cabeza de un Campeonato de España, lo pienso un momento pero en seguida vuelvo a ser precavido, estamos a menos de mitad de carrera tío, me digo a mi mismo, queda aún mucho por luchar, vete controlando tus sensaciones y el tiempo y los quilómetros te pondrán en tu sitio.

Con esta mentalidad afronto la tercera subida, a priori y por el perfil, la más dura de la prueba, con una parte tiesa a lo Km vertical y una segunda más llana pero todo por terreno técnico, así que pongo modo andar y ahorrar energía casi toda la parte dura, para poder luego dar zapatilla, queda mitad de carrera y ahora soy yo el perseguido, la liebre a por la cual van todo los galgos… Me cago en… jejeje Aprieta el culo me digo a mi mismo, sin relajarte.

Pero los quilómetros van pasando y parece que abro brecha, en el terreno técnico me desenvuelvo con soltura, gracias a que en mi Mallorca natal tenemos mucho de ese tipo de terreno, en este final de subida es cuando empiezo a ver posible ser Campeón y ganar la carrera, aunque no se piensa mucho o almenos en mi caso, yo quería llegar y conseguirlo así que tenía los cinco sentidos puestos en que nada fallara.

Afronto la tercera bajada, muy corrible me tiro casi con todo pero pensando que aún me espera otra subida, que aunque la menos dura de las cuatro, las fuerzas no son las mismas que al inicio y temo que ese murete tan conocido se me venga encima. Así que a economizar al máximo, pero sin relajarse llego al avituallamiento situado casi al final de esa tercera bajada, me anima mi entrenador y conocidos y eso me da fuerza por lucharlo, ahora no valen excusas me digo a mi mismo, ¡Hoy es el día!

Una vez superada esa bajada con un traspié que me hace estar más atento si cabe a cada paso que doy, paso a encarar esa temida última subida, ¡Vamos Pere, última apretada de dientes! Los primeros metros son corribles, sendero sin ser técnico y me auto-exijo correr, no vale desfallecer, al final la subida se vuelve técnica y avanzar corriendo o andando, se avanza igual con la diferencia que corriendo te desgastas más así que me pongo a andar sin despistarme, unos metros y ya estamos me dicen, llego arriba y todo para abajo, al principio técnico con lo que me auto-controlo, con serenidad, sin prisa pero sin pausa, lo supero y vuelvo a estar en el mismo control en el que estaba mi entrenador y conocidos. Me animan mucho la verdad, último gel y toma de agua y… ¡Para abajo!

Pero sé que la bajada es larga, nada más ni nada menos que unos ocho quilómetros, así que no puedo darlo todo desde el inicio de la misma, regulando voy bajando con la esperanza de hacerlo lo más rápido posible y que la manada de galgos no me coja. Si no bajo el ritmo sé que es posible así que paso a paso, me voy dando cuenta que puedo ser Campeón de España, madre mía…

Campeonato de España, un sueño hecho realidad

Controlo algo la emoción y hago los últimos quilómetros sin dejarme nada en la recámara, cruzo la meta y aquí es cuando te empieza a invadir esa sensación de sí, no lo estoy soñando, es real, he ganado a mucha gente de mucho nivel, lo mejor de España, felicidad, pensamientos hacia los que me apoyan y me ayudan, mucha emoción que la verdad que vas deshilando una por una a medida que pasan las horas posteriores.

Acordarme de mi familia, mi principal ayuda en estos momentos, mis amigos, mis compañeros de Selección Autonómica y sus técnicos, además como no de mis colaboradores, los que hasta ahora han creído en mí, OS2O a nivel de ropa, La Sportiva a nivel de calzado, Blue Motors a nivel de Club y amistad, The Footbed Company a nivel de soportes plantares y Keepgoing a nivel de complementos dietéticos deportivos.

Pere y Manu Rullán, el trail y la montaña en las venas.

Y bueno, muchos me preguntan o me preguntarán, ¿Y ahora qué?

Pues bueno, el futuro ni yo lo sé, lo que sí sé es que mi mentalidad no cambia, he llegado paso a paso hasta aquí, soy Campeón de España 2015 de carreras por montaña gracias al esfuerzo diario y sobretodo al disfrute diario de lo que hago.

Ésto es mi pasión y eso seguro que no va a cambiar, y no me veía campeón y tampoco me veo nada en un futuro, lucharé y disfrutaré todas las etapas de mi vida, como persona y como deportista y lo que venga va a venir, tengo que superarme a mí mismo, yo soy mi principal rival, miro adelante con ilusión pero con firmeza que la vida no pone nada fácil, que me tengo que luchar cada etapa y si me retiro mañana, en el historial de Campeones de España estará ya para siempre mi nombre y eso me llena mucho, me vale la pena todo el esfuerzo invertido.

Pere, Campeón de España de Carreras de Montaña

Una vez más, muchas gracias a todos los que hacéis posible este sueño…

¡A disfrutar la vida, que sí le buscamos las cosquillas, nos sonríe!

 

Si quereis seguir las aventuras de Pere, aquí.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. Posiblemente no partías como favorito, pero los que te seguimos sabemos que llevabas una progresión fortísima y, sobre todo, muchos años de buen y continuo trabajo sin apenas lesiones (muy importante el saber planificarse y controlarse).

    Sin duda, un premio merecido, que sólo debe ser acicate para perseverar en ese buen trabajo y seguir buscando metas mayores siempre que te sigan haciendo disfrutar. Enhorabuena de toda la OS2O family.

  2. Pere, no solo eres buen corredor sino buen cronista! Como dice Rubén, también al leerte me sentía como el conejo perseguido por los galgos en la última bajada…

    Pero sobre todo lo que más me gusta es que, a pesar de ser todo un campeón de España y que tal vez en estos momentos se te pueda subir el éxito, eres capaz de tener la cabeza igual de fría que en la carrera y seguir pensando que la formación debe ser la prioridad en cualquier persona.

    ¡Pere, eres un crack!

  3. Una victoria con autoridad, enhorabuena Pere, el ardua trabajo de sus frutos!

  4. Enhorabuena, se nota que es bien merecido y que nadie gana un campeonato de España de la noche a la mañana. Me he sentido yo mismo el perseguido camino de la meta.

    Pregunta: ¿sabías la distancia a la que tenías a los otros corredores cuando quedaban los últimos kilómetros? Según he leído metiste una buena minutada al segundo clasificado (aunque no se exactamente cuanto).

Deja un comentario