Dr. Morandeira, un amigo que nos deja.

Una pena la noticia con la que nos hemos despertado hoy. José Ramón Morandeira, el pionero de la medicina en montaña en España, murió anoche en el Valle de Arán tras unas conferencias. Era un hombre que realmente no dejaba indiferente a quien le conocía: en primer lugar, porque estaba medio sordo -estando en la montaña hace muchos años un rayo le cayó cerca- y casi había que gritarle para hacerse entender; a pesar de ello, cuando hablabas con él, todo quedaba claro porque no tenía pelos en la lengua, decía las cosas tal y como las pensaba, sin diplomacia -para lo bueno y para lo malo-. Y finalmente, sabía mucho de medicina en montaña: no hay más que ver su biografía en la Universidad de Zaragoza para darse cuenta de sus logros. Junto a la doctora Nerín fueron los responsables de que los Cursos Universitarios de Especialización en Medicina de Urgencia en Montaña (CUEMUM) se convirtieran en un éxito.

Su relación con OS2O (OSSO en aquellos momentos) fue curiosa e intensa: la tienda de Zaragoza está cerca del campus universitario, y un día se pasó a conocernos. Le hablamos de nuestro proceso de fabricación, desde el diseño hasta la venta al cliente final sin intermediarios, y al poco tiempo ya tuvimos su confianza para vestir a los alumnos de sus cursos.

Les equipamos con chalecos, camisetas térmicas, chaquetas de soft-shell y complementos (eso sí, siempre de color rojo), y gracias a Morandeira nos dimos a conocer entre toda esta gente que luego serían la referencia de la medicina (y rescates medicalizados) en montaña en sus respectivos países, algo por lo que siempre le estaremos agradecidos.
Además de ello, también los doctores usaron personalmente nuestra ropa en varias estancias científicas en el Himalaya, encargados de la asistencia médica en los campamentos base y haciendo estudios en altura con expediciones lideradas por Pauner, Oiarzábal o Pasabán.


Recordaré la distinción que solía hacer en sus conferencias entre montañeros y montañeses: los primeros son los que pasan por la montaña, los segundos son los que viven en ella.

¡Hasta siempre amigo!”

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Juan Korkuerika

    korkuerika

    Todos los que le conocimos y también los que no, le debemos mucho… Sin lugar a dudas uno de los más grandes!
    Hasta la vista ALPINISTA

Deja un comentario