El Arte de Correr

Lo tengo muy claro, no voy a parar de correr nunca. Por qué me atrevo hacer esta afirmación tan contundente y a su vez ambiciosa, pues porque pocas cosas tengo más claras en la vida que mi afición a correr.

Cada uno lo hará por lo que más estime oportuno, yo corro por el simple hecho de correr, sin más.

Además de los beneficios físicos que el correr nos aporta y todos conocemos , están lo psicológicos que son como mínimo,  igual de importantes que los anteriores, pero es que  yo voy más allá, mucho más.

Yo empiezo a sentir que el correr es casi como un arte, como una expresión personal de lo que siento, de cómo entiendo la vida, de mi necesidad de ser libre y sentirme libre. Cada salida es diferente e irrepetible, da igual que repitas recorrido, jamás será igual, es como una foto, siempre será única aunque la repitas, el momento es único.

Yo cuando corro intento disfrutar dibujando cada zancada, cada salto, mas rápido o más lento según mi ánimo o por qué no, según la canción que este escuchando en mi Mp3. No hay cosa más increíble que “bailar” corriendo esa canción que tanto nos gusta y nos motiva.

Sí, una pena que no podamos grabar cada una de nuestras salidas, yo intento hacer una foto de cada una, son momentos especiales que me gusta tenería tener almacenados en una cinta. Aún así, a mi me quedan grabadas todas las salidas, las recuerdo al milímetro, me gusta pensar en ellas de vez en cuando, revisar mi catálogo e intentar repetir las que más me hicieron disfrutar…

Pensareis que estoy loco, pues sí…loco por correr, por hacer lo que me gusta, como me gusta. Qué correr no es un Arte?… Si no piensas así, aun te queda mucho por aprender, sigue corriendo.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Fernando

    ¡¡Compañero del alma ¡¡, no corras tanto y párate un momento para tomar un café, un saludo, Fer.

  2. Bravo por el Forrest Gump de los Monegros! 🙂

Deja un comentario