Invierno primaveral. Primavera invernal

Por Carlos Garrido del OS2O Alpine Team

Eso es lo que nos ha deparado la caprichosa meteorología esta primera mitad del año por tierras pirenaicas, y los chicos del OS2O Alpine Team hemos sido fieles testigos de ello.

Como siempre el invierno comienza con ilusión renovada en las actividades que nos permite, además este año con las ganas de juntarnos un nuevo equipo con motivación desbordada, energía y cantidad de proyectos en mente. Pero las semanas transcurren, el frío no llega y las ocasiones de poder hacer algo en condiciones aparecen esporádicamente y desaparecen con la misma frugalidad. Así va pasando un fin de semana tras otro intentando juntarnos todos y dar caña al monte, pero no hay manera de que los astros se alineen y la meteo respete nuestras ansias de escalar algo bonito y a poder ser, helado.

Finalmente, en abril aparecen las típicas condiciones primaverales para alpinismo clásico y de corredores. Esta vez no queremos desaprovechar la oportunidad que nos brinda la primavera y nos juntamos toda la cuadrilla en el santuario pirenaico del Valle de Tena. Las sierras de Tendeñera y Partacua serán nuestras aliadas en esta ocasión para intentar disfrutar del alpinismo y la nieve helada que se refugian en sus caras norte.

Aproximacion Maria jose Aller

Aproximación Maria jose Aller

Todo apunta que en esta ocasión las condiciones de la montaña pueden acompañar, pero falta el otro componente de la ecuación que se nos muestra aparentemente dócil. Las predicciones hablan de mínimas precipitaciones la noche del viernes y la entrada de vientos de norte que irán despejando los cielos el fin de semana. Con ese escenario relativamente alentador nos lanzamos a las cavilaciones de cuál será la mejor estrategia al gusto de todos, decidiendo finalmente intentar el sábado el famoso “Chez Lulú” de Peña Telera, y el domingo lanzarnos a por la “Vía del Pastor” en Peña Forato. Ambos caramelos del agrado de todos y de cualquier pirineísta que se precie.

Antes que suene el despertador a las cinco y media de la mañana, ¿qué mejor hora para despertarse un sábado?, empiezan a repiquetear las primeras gotas en el techo de la furgoneta. A la hora en cuestión el agua golpea con fuerza nuestras casas de lata, mientras en nuestras cabezas comienza a golpear también la sombra de la duda ante otro fracaso que apuntarse esta temporada. El veneno que llevamos dentro es más fuerte que las ganas de enfrentarse a la realidad y conseguimos levantarnos con la clara intención de agarrar una mojadura. La temperatura es inusualmente más alta de lo esperado y la cantidad de agua que cae del cielo también, claramente lo suyo es esperar y ver qué pasa, charladicas y café, son nuestros aliados bajo el portón de la furgoneta.

Aproximación Telera

Aproximación a Telera

A las dos horas el cielo comienza tímidamente a dejar pasar haces de luz y el agua deja de golpear nuestras mentes y vehículos. En ese momento somos conscientes que nos enfrentamos a otra derrota, pero el monte está precioso y una efímera nevada salpicada de la luz de la mañana nos empuja a subir igualmente a disfrutar de la montaña, que al fin y al cabo es lo que nos ha traído hasta el parquin de Piedrafita de Jaca.

aproximación telera (3)

Oscar en María José Aller

Oscar en María José Aller

Eder en Telera

Eder en Telera

Entre risas por lo cómico de la situación tras haber escogido el “mejor fin de semana de la temporada” y disfrutando de la belleza del primaveral amanecer entre nubes, nos vamos acercando a la entrada del corredor “María José Aller”, donde nace la línea deseada del día. Ya en el corredor nos sorprende de repente que los dos dedos de nieve caídos en la madrugada se hayan convertido en 40 centímetros de nieve polvo, ideales para una buena esquiada pero no para una escalada técnica. Efectivamente nuestros temores se confirman cuando damos el primer pioletazo a un hielo que se fractura bajo la nieve que lo cubre, claramente podrido. No se equivoca esta vez la predicción cuando comienza a soplar ligeramente de norte, pareciendo que la mismísima Siberia se quiera “colar” por la frontera del Portalet. Desilusionados pero satisfechos por haberlo intentado, nos dejamos deslizar por el corredor entre nieve polvo y risas. A falta de tablas bien nos sirve un “culo-esquí” y probar la más que demostrada dureza de nuestros Summit Alpine Pants, sin duda la actividad más divertida del día.

Telera

Telera

Bajando culoesquí

Bajando culoesquí

Dejando atrás la inmensa mole de Peña Telera, la observamos cómo se desdibuja entre girones y coladas de nieve arrastrada por el viento de sus paredes. De repente se hizo el invierno. La temperatura ha bajado en cuatro horas cerca de quince grados, y un violentísimo viento arrastra la nieve francesa a cotas bajas del Pirineo sur. Sin duda, aquí no pintamos nada.

Bajando culoesqui

Cuando las cosas se tuercen de esa manera, lo mejor es meterse a cubierto en un bar ante un bocata y decidir dónde gastar nuestra energía el próximo día.

En Aragón somos inmensamente afortunados por estar rodeados de bellas montañas donde desarrollar nuestras actividades, y los escaladores somos especialmente bendecidos por tener Los Mallos de Riglos, esa colosal fortaleza anaranjada salpicada de bolos que hacen las delicias de cualquier adicto al ácido láctico, en la que tiene que estar muy difícil la cosa para no poder escalar. Sin duda, nuestra situación y el panorama dominical requieren una visita a Riglos.

Eder y yo nos calentamos rápidamente con la idea de intentar escalar tres Mallos en el día por rutas elegantes, sin ser fáciles. Kapi y Oscar, semi-convalecientes por lesiones en algún dedo deciden no forzar demasiado la máquina y optan  por conquistar La Visera por su ruta “Supercrack”.

Eder en Directa as Cimas

Eder en Directa as Cimas

El domingo amanece frío y ventoso, lo cual nos retrasa a Eder y a mí en el ataque a La Visera por el “Zulú Demente”, ruta por la que decidimos comenzar nuestra trilogía y que finalizamos en tres horas con los antebrazos bien servidos tras vencer a la “diosa del desplome” aragonés. Sin perder tiempo nos lanzamos corriendo cuesta abajo a por nuestro siguiente objetivo, el Mallo Firé y su “Directa as Cimas”.

Cumbre Directa As Cimas Firé

Cumbre Directa As Cimas en el Firé

El retraso de la mañana nos pasa factura y la sombra nos gana la carrera hacia la cumbre de Firé, dejándonos expuestos al frío de la umbría y al endemoniado aire del norte que se revuelve en el circo de verano. Con las manos de madera y el cuerpo entumecido conseguimos hacer cima en algo más de tres horas, pero el frío nos ha robado demasiada energía en las tiritonas de las reuniones. La necesidad de ir ligero de ropa en estas actividades choca de frente con una meteorología nada benévola.

Eder en Zulu Demente

Eder en Zulú Demente

??????????????

Zulú Demente

Vista la situación nos vemos obligados a abandonar nuestra idea de terminar la jornada ascendiendo “El Pájaro” al Mallo Pisón, ruta altamente expuesta al viento y que con el retraso que llevamos finalizaríamos de noche. Una vez más la estrategia y la meteorología nos ganan la partida. Pero de todo se aprende y eso no quita que nos lo hayamos pasado de vicio entre apretones, carreras y risas.

Kapi En Supercrack

Kapi En Supercrack

En la furgoneta nos esperan Óscar y Kapi que hace rato culminaron con éxito la “Supercrack”, con guinda y todo a causa del típico vuelo sin motor culpa de algún bolo traicionero en la nueva variante de salida del último largo de La Visera. Nada mejor que los ochenta y pico kilos de músculo de Óscar para testar un nuevo largo.

Supercrack ;)

Supercrack 😉

Entre cerveza, risas y anécdotas termina la jornada en la terraza del bar “El Puro” a pie de los Mallos, como tantas otras veces que nos refugiamos allí para ver caer las últimas luces sobre unos Mallos más rojizos que nunca.

Nuevas ideas y proyectos se amontonan en nuestras agendas, esperando que una próxima oportunidad nos junte a los cuatro para seguir persiguiendo sueños y disfrutando de la belleza de nuestras montañas y de las personas que las asediamos.

Equipazo OS2O en Telera

Equipo OS2O en Telera

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

Deja un comentario