Las chaquetas térmicas: Pluma VS Fibra

El catálogo de OS2O incluye chaquetas térmicas con rellenos de fibra y de pluma ya que cada una de ellas ofrece diferentes prestaciones. Por ello no entraremos en el debate sobre cuál es mejor, puesto que eso depende de factores externos a la prenda (uso previsto y las condiciones atmosféricas que haya, aparte del frío), sino que nos centraremos en presentar las diferencias que existen entre nuestras chaquetas Summit Insulation y Fastlite Down.

Chaqueta con relleno de fibra Sorona, equilibrio entre calor y transpiración

Chaqueta con relleno de fibra Sorona: equilibrio entre aislamiento (calor) y transpiración

Chaqueta de plumas OS2O Fastlite

Chaqueta de plumas OS2O Fastlite

¿Cómo funcionan las chaquetas térmicas?

Dando por hecho que el tejido con el que están confeccionadas todas estas chaquetas es cortavientos y transpirable (para evitar la pérdida de calor por convección y evaporación respectivamente), el objetivo es crear numerosas cámaras de aire evitando la disipación del calor por conducción y radiación. Hay que tener en cuenta dos cosas: a) hay aproximadamente 40ºC de diferencia de temperatura entre nuestro cuerpo (a 37ºC) y el exterior (a bajo 0ºC en una situación típica), y b) el aire es uno de los mejores aislantes que existen. Por tanto, para “acolchar” o limitar la pérdida de calor de este enorme gradiente de temperatura, cuanto más aire sea capaz de atrapar la prenda (y las que llevemos por debajo, con lo que también aquí entra en juego la vestimenta en 3 ó más capas), más cálida será. Por esta razón el gramaje de los rellenos y la calidad de la pluma deberán variar dependiendo del tipo de actividad que se realiza y de las limitaciones que tenemos, que son el peso final de la chaqueta y el precio que estemos dispuestos a pagar por ella.

1. PLUMA

El plumón, el alma de las chaquetas térmicas

El plumón es el alma de las chaquetas térmicas

La calidad de la pluma viene dada por su capacidad de expansión (fill power en inglés). Para ello y simplificando, se mide el volumen que ocupa una onza (aprox. 28 gramos) de esa pluma y el resultado se mide en CUINS (abreviatura de CUbic INches, o pulgadas cúbicas). Como veis, al ser los británicos quienes desarrollaron estas mediciones, las unidades están en el sistema anglosajón, aunque también se podría haberse medido todo en gramoscm3. En todo caso, no sólo calidad de la pluma es importante, también la cantidad (o equivalentemente para nosotros que diseñamos las chaquetas con paneles sobre patrones en un plano bidimensional, la densidad superficial). Para ello se tiene que encontrar el equilibrio entre el peso de relleno en gramos por metro cuadrado y la capacidad expansiva de dicha pluma. Desde el equipo de diseño y producción de OS2O consideramos que los valores de 180-200g/mde pluma y 600 cuins son la fórmula perfecta para las actividades habituales de nuestros clientes en la montaña -nos referimos a situaciones no extremas como ir a los polos o subir montañas de ocho mil metros-. En OS2O utilizamos las especificaciones establecidas por The International Down and Feather Board (IDFB) para determinar el fill power de nuestras chaquetas. Recordamos que el inconveniente de las plumas es que si se mojan (tanto por la lluvia como por una sudoración muy intensa) se apelmazan, con lo que al compactarse pierden el aire que nos da el aislamiento necesario para mantenernos en calor. Así pues, recomendamos las chaquetas de pluma para actividades estáticas en climas muy fríos y secos.

Chaqueta de plumas OS2O Fastlite, 600 cuins, 400 gr de peso

Chaqueta de plumas OS2O Fastlite, 600 cuins, 400 gr de peso

600 cuins son ideales para la práctica de senderismo, esquí alpino, y como prenda post actividad de alpinismo, trail running, boulder y escalada.  La Fastlite Down Jacket ha sido diseñada para mantenerte abrigado, su configuración incluye en el exterior dos bolsillos laterales y uno en el pecho, además de dos bolsillos interiores (para guardar los pies de gato, un bidón, o unos guantes) y un bolsillo de malla interior para mantener calientes dispositivos electrónicos tales como móviles, cámaras de fotos, frontales, etc.

Chaqueta de plumas con bolsillo para guardar los pies de gato

Chaqueta de plumas con bolsillo para mantener calientes en este caso los pies de gato

2. FIBRA

Al igual que la pluma, la capacidad de aislamiento de la fibra viene dada por el aire que puede contener la chaqueta. Un mayor gramaje genera una pared más gruesa de relleno, atrapando más aire en su interior. En OS2O consideramos que un relleno de densidad superficial de 120g/mes óptimo para prendas de abrigo en actividades de media y alta intensidad, debido a que ofrecen un excelente ratio peso-calor-transpiración.  Las chaquetas con relleno de fibra son recomendadas para actividades en donde la intensidad sea media o elevada (siempre en condiciones invernales) o las condiciones ambientales sean húmedas. Su capacidad de secado rápido la convierten en la mejor opción para las prendas de acción. Recomendamos su uso para actividades como alpinismo, escalada, esquí de montaña o esquí alpino.

Chaqueta Summit Alpine Insulation, una prenda de Acción

Poniendo a prueba la chaqueta Summit Insulation Jacket, una prenda de acción

La chaqueta Summit Insulation ha sido diseñada para ser una prenda de acción: va rellena con Sorona® de DuPont®, una fibra biológica (no proviene del petróleo) con muy altas prestaciones para su uso en montaña. Sólo tiene dos bolsillos laterales exteriores, dejando la zona central del torso y el pecho sin cremalleras para evitar la pérdida de calor. Los paneles de la chaqueta han sido diseñados para conservar el calor corporal y a su vez favorecer la transpiración, por lo que las mangas llevan un gramaje inferior al resto de la chaqueta. La capucha está formada por tan solo 3 paneles con el fin de disminuir el número de costuras, ya que éstas no atrapan aire y por tanto disipan más fácilmente el calor generado por nuestro cuerpo.

Pluma VS Fibra

Pluma VS Fibra  OS2O Diseño y Producción 2015

Finalmente, algo muy importante pero muchas veces ignorado es que la mejor forma de conservar estas prendas en casa es colgadas en una percha y no metidas en las bolsitas de compresión que suelen traer (su uso está pensado solo para llevarlas en la mochila ocupando el mínimo espacio posible), ya que esto compacta la fibra o la pluma y hace que pierda la capacidad de inflado, algo que hemos visto que es fundamental para atrapar el aire que nos proporcionará el aislamiento del frío del exterior.

Referencias

Havenith, G. (1999). Heat balance when wearing protective clothing. Annals of Occupational Hygiene, 43(5), 289-296.

Shishoo, R.(ED.).Textiles in Sport. (2005). Woodhead Publishing Limited, Cambridge.

Tuğrul, R. (2007). The effect of thermal insulation of clothing on human thermal comfort. Fibres & Textiles, 15(2), 67-72.

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Santiago García-Miña Díaz

    Muy buena explicación

Deja un comentario