Las membranas impermeables y transpirables: el santo grial del mundo outdoor

Si hay una prenda que se ha convertido en objeto de culto, y en algunos casos en un fetiche, es la llamada chaqueta impermeable-transpirable. Es sin duda una de las prendas que marcan el antes y después en la transformación de un senderista aficionado a un asiduo a la montaña.  En el mercado existen diferentes opciones y precios dependiendo el uso que se le vaya a dar.

238630_19726_XL

En nuestro anterior artículo sobre los tejidos impermeables-transpirables, hablábamos sobre la construcción del tejido y cómo se producen los llamados 2, 2.5 y 3 capas. En ellos, se lamina una membrana impermeable, que es la responsable de que el tejido haga algo a priori contradictorio, que evite la entrada del agua líquida (impermeabilidad) y que permita la salida del sudor en forma vapor (transpirabilidad), además de evitar la bajada de temperatura corporal asociada al viento (cortaviento).

Ahora bien, ¿cómo funcionan esas membranas?

En el mundo de las membranas, existe una clasificación principal dependiendo de la forma en que interactúan con el agua para conseguir su objetivo:

– membranas hidrofílicas o químicas sístemas húmedos. Este tipo de membranas realizan su cometido gracias a un proceso químico que se divide en tres partes. En una primera, las moléculas de vapor de agua se adhieren a la membrana hidrofílica (absorción). Posteriormente, la molécula transpasa la membrana debido a que se crea una mayor presión en elinterior que en el exterior por la concentración de moléculas por parte de una persona ejercitándose (difusión). Finalmente, cuando la molécula llega al otro lado de la membrana, se libera al exterior (desorpción). Un detalle importante es que este proceso químico necesita que la membrana se sature para empezar a transpirar, tiene que haber una presión suficiente para que se produzca el proceso de difusión, y puede generar una sensación de humedad en un principio hasta que comienza a trabajar, de ahí el nombre de sistema húmedo.

En el mercado, la mayoría de este tipo de membranas están compuestas de PU (PolyUretano), como Membrain de Marmot o de PE (PolyEster) como Sympatex. Son las más comunes en el mercado

Sistemas secos y sistemas húmedos al microscopio

Sistemas secos y sistemas húmedos al microscopio

– membranas hidrofóbicas o mecánicas o sistemas secos. En este caso, se denomina hidrofóbico (hidro: agua, fóbico: incompatible, no afín, miedo) ya que la membrana no se satura de agua, sino que es un proceso mecánico el que permite la salida del vapor. Basado en la diferencia de radios de la molécula de agua en estado líquido y gaseoso (muy superior en forma líquida), la membrana está compuesta por miles de pequeños poros que son los suficientemente grandes para que la molécula en estado vapor pase (es decir, salga hacia afuera), pero lo suficientemente pequeños como para que la líquida, no (es decir entre hacia dentro).

El nombre técnico del compuesto de la mayoría de este tipo de membranas es ePTFE (PolyTetraFluoroEtileno expandido), y es de lo que están hechas membranas como eVent o Gore Tex. No obstante, también las hay de otros materiales, aunque no han alcanzado el nivel de rendimiento y popularidad de las anteirores. Sólo hay dos formas de que el agua entre a su interior:

– Que se aplique una presión enorme sobre el agua líquida (como en una lluvia torrencial con mucha fuerza y viento)

– Que el agua pueda ¨calar¨ la membrana al aumentar la tensión superficial de ésta al contacto con contaminantes como suciedad, repelente de mosquito, protección solar o cualquier otro elemento externo. Este es el principal problema de las membranas mecánicas.

Es por esta razón que las primeras chaquetas de GoreTex funcionaban espléndidamente al principio, pero con el paso de los meses perdían sus propiedades impermeables con bastante rapidez. Para resolver este problema, GoreTex implementó una solución que fue la de combinar una membrana hidrofílica (PU) con una hidrofóbica (ePTFE) de tal manera que el PU proteja la membrana interna de ePTFE. Es una solución que desarrollaron hace 30 años y todas sus membranas (Pro Shell, Paclite, Performance) están construídas así aunque al añadir el PU exterior, también precisa que la capa exterior de PU se tenga que saturar para que empiece a transpirar lo que tiene el problema de los sistemas húmedos, aunque la durabilidad es mayor.

Las membranas al microscopio.

Membranas impermeables al microscopio. 1) interior de Goretex (capa de PU) 2) parte exterior de Goretex (ePTFE) 3) interior de eVent con baño oleófobico

 

En los últimos años, las también americanas membranas eVent han entrado con fuerza en el sector ofreciendo una alternativa al mismo problema que en resultados en laboratorio ha demostrado ser superior. La diferencia es que en vez de utilizar una membrana exterior al ePTFE, eVent utiliza un finísimo ¨coating¨ o baño exterior de un material oleofóbico (repelente de aceites y contaminantes) aplicado con aire a presión, por lo que protege directamente las fibras individualmente, permitiendo mantener las características intactas del ePTFE sin necesidad de añadir otra capa intermedia, lo que hace el proceso de transpiración mucho más rápido y efectivo. Aquí os dejamos un vídeo (en inglés) de las características de esta membrana.

Waterproof Technology – eVent® fabrics from eVent® fabrics on Vimeo.

 

Consideraciones prácticas al elegir un producto impermeable-transpirable

Al igual que ocurría al analizar la construcción de los tejidos y sus capas, respecto al tipo de membrana a utilizar, no hay una membrana ideal que sea adecuada para todas las posibles situaciones. Sí que parece que las membranas secas, mecánicas o hidrofóbicas tienen un mejor desempeño para evacuar la transpiración producida por el cuerpo en ejercicio. También tienen la ventaja de no tener esa sensación de humedad de las hidrofílicas o químicas hasta que se saturan y empiezan a transpirar. Pero las membranas mecánicas necesitan un mayor cuidado para no perder sus propiedades, y es muy importante una limpieza adecuada para evitar que cualquier tipo de suciedad externa perjudique la acción de la membrana. Por otro lado, el precio de las membranas secas (Goretex, eVent) suele ser superior al de las húmedas, ya que su desarrollo es más complejo industrialmente.

Así que nuestra recomendación es cuando vayais a comprar una chaqueta impermeable y transpirable no sólo analicéis (o preguntéis) si se trata de una 2, 2.5 o 3 capas, si no también qué tipo de membrana es y su composición (PU, Polyester, ePTFE y si es hidrofílica (o química) o hidrofóbica (o mecánica)), teniendo en cuenta las características y limitaciones de todas ellas. A partir de ahí, ya podemos hablar de los datos y tests de impermeabilidad y transpirabilidad que abordaremos en nuestro próximo artículo.

Si tenéis preguntas, no dudéis en escribirlas en los comentarios.

 

Referencia

Shishoo, R.(ED.).Textiles in Sport. (2005). Woodhead Publishing Limited, Cambridge.

Rainwear: How it works. REI.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. jaime fabian paredes acevedoj

    lo maximo buena noticia felizitaciones es buena

  2. Me ha encantado este post, enhorabuena, muy interesante.

Deja un comentario