El tratamiento DWR (Durable Water Repellent) es algo que acostumbramos a leer en la descripción de las prendas técnicas de montaña, pero su importancia en el funcionamiento y mantenimiento de un tejido con membrana es vital. Básicamente se trata de un tratamiento exterior que impide que la capa exterior del tejido (nylon normalmente) se pueda saturar de agua.

Existen distintos criterios por los que nos inclinamos por un tipo de membrana a la hora de diseñar un producto, sin embargo la base es el funcionamiento especifico que cada una ofrece para evacuar la humedad. Hay dos tipos:

Membrana hidrofóbica (repelencia de agua):  ePTFE (PolyTetraFluoroEtileno expandido) el ejemplo más claro es la membrana eVent utilizada en nuestra chaqueta Breathout, funciona mediante un proceso físico o también denominado mecánico. Los tejidos hidrofóbicos son impermeables, pero siguen siendo permeables al aire debido a su construcción micro porosa, los poros son tan pequeños que el agua en estado líquido no puede entrar, sin embargo las moléculas de vapor pueden salir, de allí que se establezca que las membranas son impermeables y transpirables.

Chaqueta Breathout con mebrana de ePTFE

Membrana hidrofílica (atracción de agua): están compuestas de PU (PoliUretano) como la membrana O2 y, a diferencia de las membranas mecánicas, la base de su funcionamiento es un proceso químico. Los tejidos hidrofílicos, o aquellos que funcionan a través de tratamientos y no construidos en base a micro poros, funcionan mediante la difusión química. Las moléculas de  vapor de agua  tienen una carga positiva y el tejido hidrofílico de poliuretano esta cargado negativamente, atrayendo el agua hacia la membrana de poliuretano.

La fuerza encargada de este proceso es el diferencial de presión que existe entre el calor y la humedad del interior y el exterior del tejido, en base a la segunda ley de la termodinámica, la humedad se mueve hacia la zona seca para lograr un equilibrio. De esta manera el aire húmedo y cálido del interior de la membrana fluirá hacia el aire seco y frío del exterior. Es este proceso a lo que se llama comúnmente transpiración.

 

Chaqueta O2 WP Trail con membrana de PU

Debido a la actividad del cuerpo, la temperatura y humedad en el interior de las prendas es superior al exterior. Esto genera el diferencial de presión forzando a esa humedad y calor a salir al exterior, siendo el volumen mayor y más efectivo cuanto más grande sea ese diferencial.

¿Entonces a qué se llama transpirabilidad?

La funcionalidad de las membranas transpirables es la de permitir que el vapor caliente (que produce el cuerpo a través del sudor) provocado durante la actividad deportiva salga a través de ella. Los tejidos con permeabilidad del aire, tienen una capacidad alta de transmisión de vapor de humedad.

Evacuación del vapor de agua (sudor)

DWR (Durable Water Repellent), la clave

El deterioro del tratamiento DWR afecta directamente a la capacidad de transporte del vapor de humedad de los tejidos. Puede que parezca confuso dado que su nombre dice Durable Water Repellent, pero el DWR tiene mucho que ver con la transpirabilidad de las membranas.

Capa protectora de DWR

¿Qué ocurre si el DWR ha desaparecido?

Si la humedad del exterior es superior al porcentaje de humedad del interior entonces, el sudor no puede transformarse en vapor, y salir al exterior de la membrana, es entonces cuando puede haber usuarios que piensen que “cala”.

El nylon exterior puede absorber agua; pero sobretodo al saturar el exterior con agua, el transporte de vapor del interior al exterior se compromete afectando la transpirabilidad generando el efecto “calado”.

Esto no es un fallo en la impermeabilidad de la prenda, sino que el DWR ha dejado de ser funcional y por lo tanto debe reaplicarse para volver a tener las prestaciones óptimas de la prenda.

Es muy importante mencionar esto, porque los tests que se hacen para medir el transporte de la humedad se realizan siempre en condiciones secas, condiciones que obviamente varían cuando los tejidos son usados en actividad. Es por ello que el tratamiento DWR garantiza su buen funcionamiento en cualquier circunstancia.

Haciendo un test de transferencia de vapor en tejido

 

Referencias

Schindler, W.D. (ED.) & Hauser, P.J. Chemical Finishing of Textiles. (2004). Woodhead Publishing Limited, Cambridge.

Shishoo, R(ED.).Textiles in Sport. (2005). Woodhead Publishing Limited, Cambridge.

Watkins, S.M. & Dunne, L.E. Functional Clothing Design. 2015. Fairchild Books, New York.