Autores: Hugo Ramos Cabal y Ángela González Diñeiro

Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Investigadores en Deportes de Montaña. Universidad de León.

Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (BIOMED). Unidad de Investigación ”Ejercicio, Salud y calidad de Vida”.

 

En esta última entrega vamos a profundizar y contaros qué es eso de la Personalidad Resistente y qué datos hemos obtenido en nuestras investigaciones. Tiempo atrás, hacíamos una pequeña introducción sobre el tema  y dábamos las primeras pinceladas, pero con este pequeño resumen os será suficiente para poneros al día.

Si analizamos las palabras “Personalidad Resistente”, tenemos en primero lugar la palabra “Personalidad”.  ¿Qué es la Personalidad? Pues como bien define la RAE: “Es el conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y la diferencian de las demás”. Parece sencillo, aquellas cualidades que nos hacen ser a cada uno como somos. Aunque esto abre otras preguntas como: ¿Por qué somos como somos? o ¿Se puede cambiar la Personalidad?

Sin querer abrir un debate psicosocial, en base a lo que a nosotros nos ocupa, diremos que muchos autores apuestan por la teoría de que la personalidad es un constructo que se forma y construye en las edades tempranas de la vida , y aunque ciertos rasgos evolucionan y se adaptan, en base a las vivencias de cada uno, mayormente las bases son inamovibles (Maddi & Kobasa, 1984a).

Y por otro lado tenemos la palabra “Resistente“. ¿Qué es ser resistente? La RAE lo define como la capacidad de una persona, cosa, u objeto para aguantar, tolerar u oponerse a una acción de fuerza o cambio.

Por tanto, cuando juntamos los dos conceptos obtenemos la “Personalidad Resistente”, o como también se denomina en el ámbito científico “La Dureza” (Hardiness). Es  un concepto existente desde finales del siglo XIX, y que sus autores originales la definen como: “una  constelación de características de personalidad aprendidas en las etapas más  tempranas  de  la  vida  a  partir de la  vivencia  de  experiencias ricas, variadas  y  reforzadas  en estos momentos que  actúa como un recurso unitario de  resistencia  frente  a  los  eventos vitales estresantes” (Kobasa, 1979; Maddi & Kobasa, 1984a, 1984b).

Es decir, la capacidad de una persona para resistir los eventos estresantes de la vida, encontrando en estos eventos una posibilidad de mejora y de superación personal, y no como una fuerza superior a nosotros, que nos haga caer en la depresión y en la enfermedad. Por tanto, en los deportes de montaña, que nos enfrentamos a situaciones estresantes de forma prácticamente continuada, ¿cómo va a verse reflejado eso en nuestra Personalidad Resistente? Veámoslo.

Tabla8

Como vemos en el Gráfico anterior, los deportistas con mas puntuación en Personalidad Resistente, son los Alpinistas, seguidos de los Espeleólogos, y por último, con la puntuación mas “baja” están los Corredores de Montaña (y ponemos baja entre comillas porque más adelante veremos que no lo es).

Como tal, esta información así plasmada puede resultar interesante, incluso chula, pero poco más. ¿Qué sentido tiene todo esto? Para comprenderlo y sacar conclusiones razonadas debemos recapitular hacia atrás, pensando en todo lo que sabemos y hemos ido contándoos a lo largo de los diferentes artículos.

¿Os acordáis que los deportistas que tenían peor capacidad de Control del Estrés eran los Alpinistas? ¿y qué los que mejor eran los Espeleólogos?  (link primera articulo resultados)

Entonces estamos ante la situación de que los deportistas que mejor y peor capacidad de control del estrés tienen, son los que mayor Personalidad Resistente poseen. ¿Cómo se explica esto?

Aun a riesgo de equivocarnos, porque como con todo, lo que digamos aquí y ahora no es más que una conclusión estimada, obtenida en base a los datos analizados y el conocimiento del ámbito deportivo, podríamos atribuir estos resultados a que el factor determinante no son los deportistas sino que es la modalidad deportiva.

fastlie4

Es decir, poniendo un ejemplo, un alpinista tiene unos niveles de control del Estrés no demasiado altos, ya que el estrés al que se expone es muy elevado, y por tanto su control sobre dicho estrés será limitado. Pero a su vez, tiene una Personalidad Resistente muy elevada, debido precisamente a esa gran cantidad de estrés ante la cual se expone, lo que le otorga una mayor resistencia a él. Pero…..

¿Y el Espeleólogo/a? No se expone ante demasiado estrés, ya que el medio es más controlado, y por tanto su capacidad de control del estrés es mayor, pero también tiene unos niveles de Personalidad Resistente elevados. Algo falla……

¿Podrá ser que el simple hecho de practicar una modalidad deportiva con riesgo inherente en su práctica nos beneficie como personas, al mejorar nuestra Personalidad Resistente (capacidad de resistir el estrés)?

Solo hay una forma de saberlo, hay que compararse con otras modalidades deportivas que no sean de montaña. Por desgracia, nosotros no hemos analizado a deportistas que no fuesen de montaña, pero sí que hay otros autores que lo han hecho, y al haber usado el mismo cuestionario podemos comprar los datos. ¿Que saldrá?

Tabla9

En la anterior gráfica vemos la comparación de las medias ponderadas de nuestra investigación (en azul), con respecto a otras dos investigaciones desarrolladas sobre la personalidad resistente en deportistas practicantes de deportes urbanos, de diferentes niveles de rendimiento deportivo (Sheard & Golby, 2010), y otra investigación llevada a cabo sobre deportistas ocasionales, también de deportes urbanos (Franco, 2009).

Por tanto, podemos decir que los deportes de montaña favorecen a tener una mayor Personalidad Resistente. Para futuras investigaciones nos apuntamos el investigar en qué medida, o de qué forma, lo hace particularmente cada modalidad deportiva de montaña.

Os mantendremos informados….

Referencias

Franco, C. (2009). Modificación de los niveles de burnout y de personalidad resistente en un grupo de deportistas a través de un programa de conciencia plena (mindfulness). Anuario de Psicologia, 40(3), 377–390.

Kobasa. (1979). Personality and resistence to illness. American Journal of Community Psychology, 7, 413–423.

Maddi, S. R., & Kobasa, S. C. (1984a). The Hardy Executive. Dow Jones-Irwin.

Maddi, S. R., & Kobasa, S. C. (1984b). The Hardy executive: Health under stress. (D. Jones-Irwin, Ed.). Homewood, IL.

Sheard, M., & Golby, J. I. M. (2010). Personality Hardiness Differentiates. Elite-Level Sport Performers. USEP, 8, 160–169.

 

                El contenido de este artículo es de carácter divulgativo, en base a los resultados obtenidos del estudio. Los datos específicos y el proceso de investigación detallada que se ha llevado a cabo, se encuentra en proceso de publicación en revistas científicas. Para cualquier duda o consulta pueden comentar, o  ponerse en contacto con nosotros: cafhrc00@estudiantes.unileon.es