Por Kiko Navarro del OS2O Trail Team

La Ultra de Collarada se desarrolla en pleno corazón del Pirineo, en el Valle del Aragón. Se celebró entre los días 15, 16 y 17 de julio. Es una ultra con atractivo pues se realiza en modalidad por etapas. Nace con la idea de enseñar lo mejor del valle, Aratorés, Borau, Castiello de Jaca, Canfranc Pueblo y Villanúa, cinco pueblos volcados en la organización de 3 etapas en tres días.

Pódium ¡Felicidades!

Pódium ¡Felicidades!

1ª ETAPA GÜENA NUEI

Güena Nuei, en fabla aragonesa significa “buena noche”, y tanto que buena noche… Una luna casi llena nos acompañara en todo el recorrido.

Etapa nocturna muy rápida, por pistas y senderos de buen correr pero en el que habrá que ser inteligentes y guardar fuerzas para la etapa reina, el “Super Trail”

A las 21:00 se da la salida y como siempre se sale muy rápido. Las características de la etapa, 19km y 600m de desnivel la hacen una“etapa trampa”, casi todos los que allí estamos no estamos acostumbramos a correr tramos llanos tan largos y esto puede pasar factura en días venideros.

Tras unos kilómetros muy rápidos donde pierdo de vista al grupo de cabeza empiezo a coger a gente que se ha descolgado, no quería que me pasara eso, debía de ir de menos a más y castigar lo menos posible el cuerpo. La última bajada llegando a Villanúa fue mágica, con la luz de la Luna, ni me planteo encender el frontal. Quizá unos de los momentos que más recuerdo de la carrera. Así , termine 4º a dos minutos del pódium y aparentemente fresco para el día siguiente… aparentemente.

2ªETAPA “SUPER TRAIL”

Etapa reina, o lo será mañana… Los números asustan, 65km y 5000 metros de desnivel positivos. Yo soy novel en esto de las ultras pero andar por montaña ya llevo unos cuantos años y quizá sea de los recorridos más duros que haya pisado. Comienza la etapa con una subida larguísima entre un bosque de pinos que nos sirve de telón de fondo para no ver qué tenemos delante. De vez en cuando levanto la cabeza para orientarme y saber donde estoy “Sí, Collarada sigue ahí, a mi izquierda, mañana te veo amiga”. Tras 2 horas de carrera desaparecen los pinos y contemplamos ante nuestros ojos toda la línea de picos que vamos a pisar en poco rato, Peña Nevera, Somolas Altos- Bajos y Collaradeta. Lugar solitario y abrupto. La zona es preciosa, un tapiz de flor de edelweis nos indica que estamos en alta montaña. Iniciamos un tramo de subidas y bajadas por canales bien aseguradas con cuerdas y marcadas con banderolas por la organización. Debo pasar  este tramo lo antes posible pero sin tener ningún contratiempo. Es una zona muy técnica donde es fácil lesionarse.

En el plano deportivo voy 2º casi toda esta primera parte de la etapa a 3 minutos de Iker Carreras.

Llegados a la base de vida en el pueblo de Canfranc, hago una parada un poco mas larga, cambio de zapatillas, como y bebo abundante y pregunto a cuánto tenemos al 1º. Me dicen que nos lleva unos 5 minutos, todavía estamos metidos en carrera y eso me anima. Comienza  la segunda parte de la etapa, cruzamos al otro lado del valle que en un principio era mas corredero y noble y…. sí,  hasta la subida al refugio Lopez Huici es así pero tendríamos una sorpresa, un bucle que nos llevaría al refugio de nuevo donde le damos la vuelta a los Lecherines. Para subir tenemos un terreno que me recuerda a las verticales de verdad y para cerrar el círculo una bajada por una pedrera muy peligrosa para una caída o torcedura de tobillos… En este momento mis piernas dejan de funcionar como yo quisiera y empiezo a mover dos vigas de acero y para colmo por atrás viene como un obús el corredor cántabro Andrés, para mí, Colindres, lugar de residencia de Andrés, buen tío. Poco a poco su figura se va acercando y es cuestión de tiempo que se junte con nosotros. Ander y yo que ya llevábamos un rato juntos lo esperamos y finalmente formamos el trío en la ascensión al pico de la Madalena.

Iker nos ha sacado en este tramo casi 40 minutos y por tanto cambio de chip y dejo de disputar la victoria de la ultra para luchar por los puestos de pódiums.

Tras un descenso larguísimo llegamos al pueblo de Borau, el calor en el fondo del valle es asfixiante, el avituallamiento esta pensado inteligentemente dentro de la escuela del pueblo y allí volvemos a reponer fuerzas. Reanudamos la marcha y Ander nos dice que no puede correr, necesita andar y bajar el ritmo porque no sabe si llegara a meta a esas velocidades. Tras comentar con el si le ayudamos en algo nos dice que sigamos, y haciéndole caso, Óscar y yo continuamos juntos, tan juntos que llegamos a Villanúa a la vez. Hablamos de entrar de la mano pero creo por mi parte no seria justo ya que hizo un carrerón y merecía mas que yo ese 2º puesto en la etapa. Enhorabuena Andrés.

De los 60 corredores que empezaron la etapa solo la acabaron 28.

Aúpa Kiko!!!

Aupa Kiko!!!

3ª ETAPA 2KV

Tercera y última etapa. Tras pasar la tarde mimando al cuerpo encaro la carrera con cabeza. La victoria esta a 1h y el tercer clasificado lo tengo a 8 minutos. Esta claro que el terreno me favorece ya que se me dan bien los kilómetros verticales y esta vez son 2000 metros de ascenso. Salimos los tres primeros clasificados marcándonos, Oscar impone un ritmo fuerte pero que se puede llevar, las piernas parecen que responden mejor que ayer y llegamos al refugio de la Trapa. Hemos subido 800 metros de desnivel, a partir de aquí sé que vienen unas rampas que no dejan correr pero que si se impone un ritmo fuerte puedo descolgar a mis rivales. Mi intención es dejar a Oscar, coger algo de margen para la bajada y realizarla mas tranquilo. Saco mis cartas y en el primer repecho fuerte hago en cambio de ritmo y Oscar se queda no así Iker que aguantaría conmigo hasta la cima. Ya en la bajada me veo sólo. Iker decide bajar mas tranquilo y yo prefiero correr un poco mas rápido.

Ultra Collarada

Y así es como en 42 minutos de descenso desde la cima de Collarada me planto en Villanúa terminando una carrera donde he conocido lugares y gente nueva. He visto cómo decenas de voluntarios ayudaban a los corredores a avituallarse,  indicarles la marcha correcta… cómo un valle se volcaba con esta Ultra. He pasado 3 días inolvidables donde me quedo con la gente que he conocido y los lugares nuevos que he pisado.

¡¡¡Larga vida al Trail!!!!!!